(Bera 1899-San Sebastián 1983)
Hijo de Fermín Irigaray "Larreko", Angel fue, como su padre, médico y gran impulsor del euskera.
Hasta los quince años vivió en Irurita y estudió en Lekaroz. Más tarde cursó estudios de Medicina en Zaragoza y Barcelona y realizó estudios de postgrado en París y Friburgo (Alemania).
Ejerció su profesión en Pamplona, en el Cuerpo de la Beneficencia Municipal, hasta que fue destituido, por motivos políticos, en 1937. A continuación trabajó en Fuenterrabía y San Sebastián, y de nuevo en la capital navarra a partir de 1962.
A lo largo de su vida estuvo inmerso en el movimiento cultural y literario en torno al euskera. Fue Académico Correspondiente de la Real Academia de la Lengua Vasca- Euskaltzaindia, y miembro numerario por Navarra. Fue también miembro de prestigiosas asociaciones como "Euskeraren adiskideak" y "Sociedad de Estudios Vascos-Eusko Ikaskuntza"; colaboró en revistas como "Egan", "RIEV", "Gure Herria", "Yakintza", "Príncipe de Viana" y "Fontes Lingua Vasconum", y en la página de euskera quincenal del Diario de Navarra. Es también autor de numerosas obras y traducciones literarias y pedagógicas como "Primitia Linguae vasconum", "Cuentos populares vascos", "Poesías populares de los vascos", "Prosistas navarros contemporáneos en lengua vasca" y "Jostatuz mintzaira ikas", entre otras.
Uno de los principales temas de su interés fue el retroceso del euskera, sobre todo en Navarra. Gran parte de sus trabajos están dedicados a este tema y fueron muchas las horas que invirtió haciendo encuestas en zonas limítrofes y analizando documentación de archivos. Fruto de este trabajo es, por ejemplo, la obra "Una geografía diacrónica del Euskera en Navarra", en la que analiza gran cantidad de datos recogidos hasta el año 1970.
Junto a esta realidad, "le afectaba mucho lo que conceptuaba como abandono y desidia, cuando no odio, sobre todo tras la guerra de 1936, de la élite navarra con respecto del euskera", tal y como leemos en la Gran Enciclopedia Navarra.
Otro de los grandes temas por los que trabajó arduamente fue por la unificación literaria del euskera, intentando poner de acuerdo a sectores enfrentados